terremoto
Rate this post

A menudo nos hemos preguntado cómo se generan los terremotos y tenemos una idea muy vaga de ellos, incluso cuando en los medios de comunicación hablamos de epicentro e hipocentro, estamos perdidos porque no entendemos realmente los términos técnicos con los que nos informan sobre este tipo de eventos, que en muchos casos pueden ser catastróficos.

Comencemos por entender qué es un terremoto y de dónde viene, así que poco a poco comprenderemos cada concepto tecnológico que engloba este fenómeno natural que tanto daño causa en las zonas urbanas y rurales. Con esta definición, usted entenderá por qué es tan importante conocer el epicentro de un terremoto.

¿Cómo se produce un terremoto?

Este fenómeno natural, que se simplifica para ser entendido como un movimiento repentino del suelo, se genera como producto de la liberación de energía que las placas tectónicas acumulan durante su colisión.

Los terremotos son causados por el choque o la fricción que ocurre entre las placas tectónicas. En menor medida, también pueden ser producidas por la actividad volcánica de los grandes volcanes y artificialmente por la humanidad a través de armas nucleares, inyecciones de alta presión profunda o grandes construcciones como rascacielos o grandes depósitos.

Por qué es importante el hipocentro

El hipocentro se define como el punto interno del planeta donde ocurre el choque o la vibración de las placas tectónicas, es decir, donde comienza el movimiento sísmico.

La importancia del hipocentro radica en el hecho de que proyecta el movimiento hacia la superficie de la tierra hacia un área donde se siente con mayor intensidad (amplificación), y es esta área la que la sismología llama epicentro.

Cuando los sismólogos conocen el hipocentro, marcan una línea vertical en la superficie para determinar dónde se encuentra el epicentro del terremoto y en qué área se puede presentar un mayor poder destructivo, especialmente en áreas con características geográficas relevantes.

Importancia de conocer el epicentro

Los especialistas buscan conocer el epicentro del terremoto a través de la proyección del hipocentro, como se mencionó anteriormente. Es importante conocer esta región porque es donde las ondas sísmicas generadas por un terremoto ocurren con mayor intensidad, por lo que es aquí donde ocurrirán las mayores fallas sísmicas.

La palabra epicentro fue inventada en 1880 por el geofísico irlandés Robert Mallet, pero sus raíces son de origen griego y consisten en dos palabras: “ἐπί” que se pronuncia epi y significa “sobre” y κέντρον que significa “centro” y se pronuncia de la misma manera.

Ahora, determinar la ubicación del epicentro permite a los geólogos reconocer la falla geográfica que se ha roto o movido por vibración, permitiendo así la creación de modelos de riesgo del área afectada. Si la falla ya ha sido detectada, el modelo de riesgo debe ser modificado y mejorado para prevenir daños adicionales por el nuevo movimiento sísmico.

Los modelos de riesgo que se han identificado son necesarios para crear códigos de construcción que mitiguen los riesgos que presenta el área si se va a construir un tipo de edificio. Por ejemplo, la norma antisísmica NCSE-02 en España.

De acuerdo con lo anterior, estos modelos se construyen sobre la base de estudios de peligrosidad sísmica y sismotectónica, que se identifican por los terremotos ocurridos y la ubicación del epicentro.

Puedes obtener más información en la Web de Basaltoit.